Ucrania, compromiso vital

Hoy me he propuesto  hacer el tonto. Mi nieto cuando digo “hacer el tonto” me entiende perfectamente, tiene  un único significado. Hacer o decir lo que a uno le da la real gana (sin ofender ni molestar a nadie).

En la asignatura de  historia nos tenemos que aprender los nombre de los grandes caudillos, conquistadores, dictadores y avasalladores desde que tenemos registros históricos: Alejandro  Magno, Napoleón o Hitler, por poner alguno de los más destacados, donde a veces nos los quieren enseñar como modelos a seguir.

Hoy día a la vista de los acontecimientos estamos ante Putin que lo tiene todo (dictador, conquistador, avasallador y manipulador).

Ha invadido un estado soberano y por lo que percibo a mi alrededor como eso está  a miles de kilómetros de distancia no nos afecta. Sólo nos acordamos cuando llenamos el depósito del coche de combustible y cuando nos llega la factura de electricidad y gas.

Sepan que Alejandro Magno desde Macedonia llegó a dominar parte de Europa, Asia y África; Napoleón desde la península Ibérica hasta Rusia; Hitler casi toda Europa y norte de África.

Putin domina el país con más superficie del planeta Tierra y si no se le para llegará a dominarlo por completo.

De momento sólo el cómico Zelensky le hace frente. El resto del mundo de una de manera cómica y ridícula evaden responsabilidades convocan reuniones en la ONU e  imponen sanciones económicas que sólo las van a sufrir la gente de a pie.

Los ucranianos están dando un ejemplo de pundonor, heroísmo y amor propio al luchar por  su hogar y país contra un dictador, conquistador y avasallador de la democracia y derechos humanos.

Hay que ayudar y apoyar al pueblo ucraniano contra Putin.

Ellos están en el frente y están luchando y dando la cara por nosotros.

Deja un comentario