Guerra en Ucrania y precios kilowatio

Es increíble que los ciclos combinados que generan menos del 20 % de la energía eléctrica consumida en España dicten el precio al cual los españoles debemos pagar el kilowatio. Las energías renovables, más la generada por las nucleares representan el 80 % de la energía generada y consumida en España.

Las eléctricas que se están haciendo de oro  mediante la fórmula existente hoy día para esquilmar  a los más desprotegidos pronto verán  como la comunidad europea les hará modificar las tarifas.

Datos del 1 de enero al 7 de diciembre de 2021

 

 

 

Gráfico: NIUS  Fuente: REE  Descargar los datos  Creado con Datawrapper

Durante todas las horas de todos los días que llevamos de diciembre, excepto las 4 primeras horas del día 1, la eólica ha generado por encima de los 7.000 megavatios hora, que es la capacidad máxima de todas las centrales nucleares funcionando a la vez”, destaca Pedro Fresco, director general de Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana.

Así, con el cierre de las nucleares existentes programado para 2035, la eólica se alza como la fuente energética estrella para los próximos años. Es la tecnología que más potencia instalada tiene en nuestro país. Si bien es cierto que otras renovables le han tomado la delantera de un tiempo a esta parte. Por ejemplo, la solar fotovoltaica ha doblado su capacidad en los dos últimos años. En el mismo tiempo solo ha crecido un 12%. 

El alocado mercado eléctrico

Al hito anual se suma otro diario. Este miércoles será el día en el que los aerogeneradores españoles produzcan más energía: casi 420.000 MWh. Un 4,2% más que el pasado 23 de enero, cuando alcanzaron su pico máximo previo. 

Esto causará que en las horas de mayor producción eólica la luz cueste unos 14 euros el megavatio hora. Lo mismo ocurrirá con las horas puntas de la energía solar fotovoltaica. Un precio diecisiete veces menor que en las horas en las que dominará el gas natural, cuando caiga la noche.

 

Cuando la eólica funciona su poder es imparable. “Hay horas que está por encima de 17.000 MWh, que es como si tuviésemos 17 reactores activos funcionando”, apunta Fresco.

Con el alto precio del gas este año parece más necesario que nunca invertir en estas energías, más limpias y baratas. La buena noticia es que en total llevamos casi un 47% de generación en renovables en 2021, el porcentaje más alto de la historia. Si seguimos así, 2022 podría ser el primero en superar el 50% de producción con fuentes verdes. 

Pero, no es oro todo lo que reluce. “Este verano fue más bajo de lo normal en eólica. De hecho, parecía que no se notaba mucho el aumento de potencia. La solar es más constante, es más predecible; la eólica tiene más variabilidad anual. Pero los meses de invierno de finales de otoño y primavera suelen ser muy bueno en cuanto al viento”, comenta Cugat sobre lo imprevisible del viento.

Por eso, las energías limpias todavía tienen que solucionar sus problemas de almacenaje, si no quieren depender de fuentes de respaldo. Un papel que ahora ocupan la nuclear y el ciclo combinado. El alto precio del gas también ha reabierto el debate sobre los reactores e incluso ha empujado a retomar la quema de carbón, otra fuente con visos de extinción.